Aprovechando bien el tiempo


¿Cómo usas tu tiempo?
El recurso más importante que tenemos y lo que nunca más vamos a recuperar si lo perdemos es ell tiempo. No hay forma de que podamos tener una vida productiva si es que no tenemos el control de nuestros días, horas y minutos. Es por eso que ahora más que nunca hay que estar sincronizados con el reloj divino para saber en qué debemos aprovechar nuestra vida.

Cuantas veces decimos en el día: “no tengo tiempo suficiente” pero cuanto del que podíamos haber aprovechado correctamente lo despreciamos en actividades y cosas inútiles. debemos saber que el Señor hizo las cosas de manera correcta y perfecta cuando planeo los días como los tenemos. Si no nos alcanza el tiempo hay que replantearse si lo que estamos haciendo es correcto o si estamos aprovechando bien nuestras horas.

La Biblia dice:
“Porque para todo lo que quisieres hay tiempo y juicio…” Eclesiastés 8:6

Muchas veces la falta de tiempo se debe al modo como usamos el tiempo que tenemos. Hay que aprender a regular el día a día, porque las actividades que realmente nos hacen productivos y eficaces necesitan nuestra mayor atención.

Lo que Dios dice sobre el uso del tiempo
“Mirad pues con diligencia como andéis, no como necios sino como sabios, aprovechando bien el tiempo porque los días son malos”
Efesios 5:15-16

Una diferencia notoria que hay entre un necio y un sabio es como aprovecha el tiempo. La Biblia nos dice que los días son malos, por la maldad de los hombres estamos rodeados de distracciones y anzuelos que el diablo va poniendo en nuestro camino para que quedemos atrapados y apartados de nuestro propósito. Esto muchas veces lo hace con entretenimientos sutiles que no causan grandes daños cuando vemos la suma de tiempo derrochado.

La Biblia también dice en el Salmos 90:12 “Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría” (NVI)

Si cada día dejamos que el Señor nos guie para aprovechar al máximo nuestro tiempo seguramente nos irá bien, dejemos que por medio del Espíritu Santo seamos educados y formados como él quiera para que en esta tierra nuestra vida sea para útil para su Reino.

Pasos para aprovechar el tiempo de manera correcta.
1. Continuamente analicemos nuestro estilo de vida
¿Hay algo que debemos corregir para no malgastar el tiempo? evaluemos el día a día, semana a semana y los últimos meses para ver si somos responsables.
¿Estamos hoy mejor física, mental, emocional y espiritualmente mejor que hace seis meses atrás?
¿Hemos prosperados en nuestras relaciones personas? Crecimos o retrocedimos con respecto a esto.

2. Usemos bien el hoy
Ayer ya pasó, mañana no sabemos lo que será, es por eso que debemos aprovechar el presente, no dejar cosas que se puedan hacer hoy para mañana, ciertos asuntos tienen que resolverse ahora, no pueden dilatarse, dice la Biblia en Proverbios 27.1: “No te jactes del día de mañana, porque no sabes que dará de si el día”.

3. Separemos los cosas por prioridades
Hay cuestiones que son de suma importancia y a estas las podemos llamar prioridades. No dejemos que nos interrumpan o distraigan en estos momentos. Si estamos orando apaguemos el celular, si estamos estudiando la palabra concentrémonos en eso, no podemos estar con el televisor prendido también, toda nuestra atención nos hará productivos y ágiles para las tareas importantes y que son de edificación.

4. Separemos las cosas que no son prioridades
Cuantas cosas se están llevando muchos minutos de tu vida sin que fueran importantes, si los dejás de hacer o los postergas de ninguna manera te cambiarán la vida. Son esas cosas que se pueden postergar como usar redes sociales, mirar tv, etc.

5. Deja el desorden fuera de tu vida.
Desorden físico, establece horarios para dormir, aunque no siempre puedas cumplirlos hay que tener un horario fijo para acostarse y otro para levantarse por ejemplo. Un tiempo determinado para descansar o tener actividades de ocio pero de manera prudente. Hay cosas que ocupan nuestra mente de modo negativo y estas no tienen que tener lugar.

6. Restituir el tiempo perdido
Rescatar significa volver, libertarse, cambiar para mejor. Recuperemos los años perdidos.

7. Que tu vida espiritual sea una prioridad.
Tenemos todo el tiempo suficiente para hacer la voluntad de Dios. Organicemos nuestra vida en torno a las áreas claves: por ejemplo nuestra relación personal con Dios y nuestro crecimiento espiritual. Para todo esto es fundamental el estudio de la palabra, la oración y la comunión con los hermanos. Algo fundamental es tomarse respiros espirituales unas cuantas veces al día.

Cuanto tiempo le hemos dedicado a Dios en nuestros últimos tiempos, quizás sea necesario que le pidamos perdón al Señor en este día por el tiempo que desaprovechamos en relaciones inútiles, conversaciones sin sentido o todo aquello que nos robó días o años quizás, pero hoy es necesario redimir todo aquel tiempo perdido y transformarnos en productivos.

Vamos juntos a la cima!!


Ariel Monzón es pastor en el ministerio JLS centro, Tucumán. Predicador con una palabra de dirección y motivación. Es director de la Escuela de Ministerio y Servicio (EMYS), la cual tiene cientos de alumnos en Argentina y de influencia en otras naciones.