Sosteniendo la cuerda


Hechos 9
22 Pero Saulo mucho más se esforzaba,  y confundía a los judíos que moraban en Damasco,  demostrando que Jesús era el Cristo.
9:23  Pasados muchos días,  los judíos resolvieron en consejo matarle;
9:24  pero sus asechanzas llegaron a conocimiento de Saulo.  Y ellos guardaban las puertas de día y de noche para matarle.
9:25  Entonces los discípulos,  tomándole de noche,  le bajaron por el muro,  descolgándole en una canasta.

Quiero hablarles acerca de cubrirnos las espaldas, de ser compañeros y de ser hombres de pacto, estamos viviendo un tiempo en donde ya no se puede seguir trabajando como llaneros solitarios, tenemos que trabajar en equipo, por algo la palabra nos habla de que dos son mejores que uno, y cordón de tres dobleces difícil que se rompa.

Es necesario seguir trabajando y haciendo cosas que exalten el nombre de nuestro Señor Jesucristo, no es momento de individualismo, hay que unirse para fortalecer el mensaje del evangelio y extender el Reino con autoridad.

Dice la palabra que Saulo estaba cumpliendo una obra misionera, era un enviado, era el que estaba abriendo caminos para que la palabra del Señor se extendiera, aunque muchos querían terminar con su vida no lo pudieron hacer, todo gracias a un equipo que trabajo para que él siguiera adelante y que pueda ir a lugares donde quizás ellos jamás llegarían. Por esta razón pudo seguir haciendo la obra de Dios y cumplir con el ministerio y la misión que le había sido encomendada.

Si no le hubiesen sostenido la cuerda no habría hecho todo lo que hizo, no sabemos los nombres de los que sostenían la cuerda, no fueron famosos, pero fueron parte de la historia. Las personas entendidas en los tiempos son las que pueden obrar y moverse en el propósito de Dios para sus días con sabiduría, sosteniendo gente que hoy mañana Dios los usará grandemente. Él no nos llamó a ser famosos o gente de renombre, simplemente a ser parte de un cuerpo.  La palabra nos habla y nos dice cada uno ministre a los demás con lo que le fue dado. Por esto entendemos que el verdadero ministerio no se trata de mi, sino de cuanto puedo ser útil y bendecir a los demás con lo que Dios me ha dado.

Hay otra historia que me conmueve y es cuando David desea beber del agua del pozo de Belén. Al oírlo sus hombres valientes al instante se levantaron e irrumpieron en el campamento de los filisteos y pasando en medio de ellos sacaron agua, todo para que el deseo del Corazón del Rey sea cumplido, a ellos no les importó quien de los tres iba a entregar el agua o quien de los tres iba a bajar para sacar agua, pero si no hubiesen trabajado en equipo no habrían cumplido con el deseo del Rey. No se trata de quien figura más, o menos, sino de que el deseo del corazón del Rey de reyes sea cumplido, El clama por almas, por las almas que se pierden.

En San Juan 4:23 habla de que la hora a llegado en que los verdaderos adoradores adorarán al Padre en Espíritu y verdad, aquí hay una particularidad del tipo de Hombres que Dios está Buscando, el significado original acerca de la palabra Adorar  es Besar como el perro lame la mano de su amo, que interesante de que Dios quiere gente con cualidades de perro. El perro tiene muchas cualidades interesantes, pero simplemente quiero hacer referencia a una, la de la lengua, con esta tiene la capacidad de curar sus heridas y la de otro perro también, que interesante es poder ver de que Dios puso en nuestra boca el poder de dar vida o muerte, de bendecir o maldecir, la capacidad de determinar una cosas y que nos sea firme.

Aprendemos también en la palabra lo difícil que es dominar la lengua a pesar de que es pequeña. Dios nos desafía a curar heridas antes que causarlas. Sanemos a tanta gente que esta dolida y enferma, en muchos casos por palabras que han salido de nuestra lengua, pero tenemos la oportunidad de sanar heridos por medio de la palabra y levantarlos para que vuelvan a ser parte de un equipo, que estén listos nuevamente para ser usados por el Señor para toda buena obra,

Es el tiempo de empezar a cubrirnos las espaldas, de comenzar a bendecirnos con palabras, necesitamos sostenernos, hay alguien que esta entrando en el campo del diablo y sino tiene quien sostenga la cuerda muy difícil que pueda hacer mucho para el Reino de Dios.

 

 


El pastor Guillermo Orellana pastorea la Iglesia del Ministerio JLS en Santiago Del Estero, capital. Siendo un orador de influencia que ha recorrido muchas ciudades predicando el mensaje. Casado con la Profeta Silvana Blanco, tiene tres hijos.